Cuenta térmica, eco-bonificación, lo que dice la ley

Cuenta térmica, eco-bonificación, lo que dice la ley 1

Cuenta térmica, eco-bonificación, lo que dice la ley 2

¿Son la cuenta térmica y el bono ecológico lo mismo? ¿Debería pedir uno u otro y quién tiene derecho? Respondemos estas y otras preguntas.

Para el año 2020 hay una nueva Cuenta Térmica. La versión 2.0 sustituye a la de 2012. El objetivo es incentivar el aumento de la eficiencia energética y la producción de energía térmica obtenida de fuentes renovables para pequeñas centrales. La nueva versión de la Cuenta Térmica, cuyos beneficiarios son principalmente AP (se han destinado 200 millones del total de 900 millones) pero sin excluir empresas y particulares, se concibió con el objetivo de ampliar los métodos de acceso y sujetos permitidos.

La Cuenta Térmica también prevé nuevas medidas de eficiencia energética y la revisión del tamaño de las plantas elegibles. No ha terminado porque el procedimiento de acceso directo también se ha simplificado para todos aquellos dispositivos con funciones ya aprobadas y certificadas.

Gestión de fondos

El fondo está gestionado por Energy Services Manager (GSE). Su tarea es establecer la elegibilidad de las intervenciones y, por lo tanto, quién tiene derecho a los incentivos. El bono otorgado equivale al 65% del gasto necesario para mejorar la eficiencia y el ahorro energético, incluida la producción de energía renovable tanto para la AP como para las entidades privadas. Los tiempos son bastante rápidos. El reembolso alcanza hasta el 65% de los gastos incurridos y se produce dentro de los dos meses siguientes al acuerdo estipulado.

Los métodos para acceder a la cuenta térmica son diferentes según los sujetos. En cuanto a los particulares, deberán presentar la solicitud al finalizar la obra a través de la modalidad de acceso directo. Los PA, por otro lado, también aprovechan el método de reserva. La principal diferencia es que en este caso se puede obtener un reembolso antes de que comience el trabajo.

Cuenta térmica, eco-bonificación, lo que dice la ley 3

Incentivos: ¿cómo se pagan?

Otra pregunta clave es cómo se entregan estos incentivos. Como puedes imaginar, incluso en este caso hay diferencias: veámoslas. Los particulares reciben el incentivo en una única solución, pero por un máximo de 5.000 euros. En cuanto a los APs, en el caso de que hayamos elegido la modalidad de acceso directo, reciben el total del 65% del gasto incurrido según los horarios programados mientras que si han elegido la modalidad de reserva les llega un anticipo en sus arcas y el resto de los dinero al finalizar el trabajo. Los incentivos GSE se pueden combinar con otros pero con distinciones.

Las personas pueden combinar los incentivos obtenidos por el Gerente de Servicios de Energía con otros incentivos no estatales. Las AP, en cambio, pueden combinar los incentivos mencionados con otros de carácter estatal.

Qué hay de nuevo

Hemos dicho que la entrada en vigor de la Cuenta Térmica es una actualización (y mejora) de la de 2012. Hablemos más de las novedades más importantes. Anteriormente hemos dicho cómo se ha ampliado la audiencia de personas autorizadas. Estos incluyen empresas propias (empresas públicas en forma societaria) y cooperativas de habitantes. Hay muchas intervenciones que le dan derecho al bono de la Cuenta Térmica, sin embargo, en muchos casos, el Ecobonus es el beneficio adecuado. Entrar en detalles sería largo o tendría que evaluar de un caso a otro.

Sin embargo, podemos tomar como ejemplo la sustitución de la vieja caldera por una de condensación. Anteriormente el bono de la cuenta Térmica no cubría la compra de una caldera de condensación, por el contrario, se podía cubrir parte de los costos de una con bomba de calor. Ahora las cosas son diferentes e incluso quienes instalan una caldera de condensación pueden solicitar los beneficios del GSE.

Pero la pregunta es: ¿merece la pena? En nuestra opinión no y te explicamos por qué. El proceso burocrático para obtener el Ecobonus es más sencillo y, entre otras cosas, también se puede utilizar para cubrir los costos de compra de un aire acondicionado sin una unidad externa potente (aquí están los mejores modelos). Sin embargo, debe tenerse en cuenta que los procedimientos a completar para la bonificación de la cuenta térmica también se han simplificado en comparación con el pasado.

Entre las otras novedades a informar está el aumento del tamaño máximo de las plantas acogidas al derecho al incentivo, la cuota más alta que va de 600 a 5.000 euros y tiempos más cortos para el desembolso de la bonificación que va de 6 a 2 meses.

La practica tiene un costo

Para iniciar la práctica hay un costo en el que se incurre; esto es igual al 1% del monto del incentivo. No obstante, cabe señalar que la suma no puede superar los 150 euros. El dinero se debe para cubrir los gastos incurridos por la GSE, por lo tanto, no solo los costos administrativos de la práctica en sí, sino también los controles técnicos.

Cuenta térmica, eco-bonificación, lo que dice la ley 4

La documentación necesaria

Para acceder a los beneficios es necesario presentar documentación. Primero debe completar el formulario de solicitud disponible en el sitio web de GSE. La solicitud deberá ir acompañada de los siguientes documentos: certificado de eficiencia energética, fichas técnicas de los componentes y equipos instalados, certificación de conformidad ambiental emitida por el fabricante y relativa a los niveles de emisión a la atmósfera, diagnóstico energético y la certificación elaborada por un técnico cualificado. ‘Dimensionamiento adecuado del generador de calor.