Aire acondicionado y filtros: consejos útiles

Aire acondicionado y filtros: consejos útiles 1

Aire acondicionado y filtros: consejos útiles 2

Cambiar el filtro es extremadamente importante. Como todos los electrodomésticos, el aire acondicionado también necesita un mantenimiento adecuado para que funcione correctamente y sobre todo para generar aire limpio.

Con la llegada del verano y el habitual calor cada vez más sofocante en aumento todos los años, todos corremos a cubierto encendiendo los aires acondicionados en el hogar y la oficina. No es casualidad que la demanda de estos electrodomésticos en el mercado aumente drásticamente esta temporada, con las distintas marcas haciendo todo lo posible para proponer nuevas soluciones y tratar de ofrecer precios asequibles a los consumidores. Por otro lado, es realmente difícil pensar en poder ‘sobrevivir’ al verano en la ciudad sin un buen aire acondicionado, sobre todo en la oficina donde solemos pasar la mayor parte del día.

Se sabe que las temperaturas demasiado altas no ayudan a concentrar y reducen significativamente la eficiencia y la calidad de la producción. En casa, en cambio, para descansar durante los días más húmedos y bochornosos, lo habitual es mantener encendido el aire acondicionado incluso por la tarde o por la noche para poder dormir sin despertar al día siguiente en un desagradable baño de sudor. Por supuesto, a todo el mundo le gusta refrescarse nada más llegar a casa, aunque esta práctica no siempre es saludable.

Choque termal

De hecho, el acondicionador de aire debe utilizarse con un cierto criterio porque el chorro de aire puede provocar el llamado ‘choque térmico’ provocado por el cambio brusco de temperatura. Probablemente te haya pasado al subirte al transporte público o al entrar en una tienda donde el aire acondicionado era demasiado fuerte y te causaba dolor de estómago, dolor de cabeza o quizás un resfriado severo. Pues lo mismo puede pasar también en casa o en la oficina. Antes de encender el aire acondicionado, limpie el sudor y permita que su cuerpo se adapte gradualmente a la temperatura interna.

Aire acondicionado y filtros: consejos útiles 3

Cuando te hayas relajado en la silla de tu escritorio, quizás después de tomar un café con los compañeros, enciende el aire acondicionado fijando una temperatura tres o cuatro grados más baja que la exterior, sin exagerar. De esta forma podrás enfriar la habitación sin correr ningún riesgo. En casa también puedes darte una buena ducha primero para quitarte el sudor y ventilar un poco la habitación abriendo las ventanas.

En las horas más calurosas del día procura no dejar entrar demasiado sol en las habitaciones para no subir la temperatura y sobre todo no apuntar el aire frío directamente sobre ti o los miembros de tu familia. Los niños y las personas mayores con defensas inmunitarias más bajas pueden enfermarse fácilmente, por lo que es una buena idea apuntar el chorro de aire hacia arriba para que se distribuya uniformemente por toda la habitación.

Filtros

El mantenimiento del aire acondicionado es de suma importancia tanto para su correcto funcionamiento como para nuestra salud. Parte fundamental de este aparato son los filtros. Estos deben limpiarse periódicamente porque atraen mucho polvo que tendrás que eliminar con frecuencia para asegurarte de que el aire filtrado sea de buena calidad. En el polvo hay muchas impurezas que pueden provocar enfermedades si respiras, por eso al menos una vez al mes es bueno echarle un vistazo a los filtros. Si vive en un entorno muy polvoriento, vale la pena hacerlo dos veces al mes o incluso más. Sin embargo, antes de la llegada del verano es aconsejable realizar un buen mantenimiento, para poder reiniciar el sistema con total seguridad.


Además de ser perjudicial para la salud, el polvo afecta el rendimiento del aparato al impedir que el sistema de refrigeración funcione a plena capacidad. Si no sabes cómo limpiar los filtros del aire acondicionado puedes llamar a un técnico especializado y tal vez pedir una revisión completa, mientras que si eres práctico con el bricolaje y quieres ahorrar dinero puedes intentar limpiarlos tú mismo.

Aire acondicionado y filtros: consejos útiles 4

En este caso, recuerde en primer lugar desconectar la alimentación para evitar riesgos. A continuación, puede abrir la tapa frontal del split y quitar los filtros, siempre siguiendo las instrucciones del manual. El procedimiento no debería resultar demasiado complicado, de hecho, normalmente, basta con extraerlos tirando de la pestaña de la base. Una vez extraídos, puedes limpiarlos con agua o una lata de aire para eliminar con cuidado todo el polvo.

La mayoría de los filtros para aires acondicionados de uso doméstico son de plástico y también se pueden limpiar con detergentes de cocina, utilizando una esponja suave para no dañarlos. Esto no solo eliminará el polvo, sino también otras impurezas depositadas a lo largo del año. Antes de volver a colocarlos en el aire acondicionado, asegúrese de que estén secos para no dañar los demás componentes. Vuelva a conectar la energía únicamente cuando esté seguro de haber reemplazado correctamente los filtros y pruebe el aire acondicionado inmediatamente. Si has hecho un buen trabajo, inmediatamente notarás un aumento en el rendimiento mientras que con el tiempo te darás cuenta de que el aire que se respira en la casa será mucho mejor.

El mantenimiento de los aires acondicionados también es de suma importancia en la oficina, por lo que las empresas o propietarios de despachos profesionales deben solicitar una revisión técnica todos los meses durante el verano, con el fin de garantizar un flujo de aire constante y saludable para sus empleados.